Correr tiene grandes beneficios para todo tu cuerpo excepto para tu pecho, que puede sufrir en exceso con el impacto. La doctora María Jesús García-Dihinx, directora de cirugía plástica, estética y reparadora del Hospital Quirón de Zaragoza y de la Clínica García-Dihinx, nos explica qué le ocurre a tu pecho cuando corres y cómo evitar los efectos perjudiciales del running en esta parte tan preciada de nuestra anatomía.

El pecho al correr

¿Cómo le afecta al pecho el impacto del running? “Al correr o practicar deportes de alto impacto se crea un desplazamiento de los tejidos, una fricción que provoca una caída de las mamas”, dice García-Dihinx. “Se genera un desplazamiento y distensión de los tejidos y, por tanto, la mamá es más movilizable, produciéndose una rotura de los tejidos de sostén. Para ello es recomendable utilizar ropa deportiva y sujetadores adecuados que ayuden a evitar el cimbreo y movimiento del pecho”. Y, según esta experta, cuanta más talla, más riesgo, ya que “si el pecho es de mayor tamaño, mayor es la inercia y mayor el posible desgarro de los tejidos”.

Un buen sujetador deportivo

¿Qué precauciones deberíamos tomar al correr para minimizar el impacto? Lo más importante es llevar ropa adecuada al tipo de ejercicio que vayamos a practicar. En el caso de running, además de las zapatillas, es fundamental invertir en un buen sujetador específico para este deporte. “El sujetador tiene que ser adecuado al tamaño de nuestro pecho para evitar el cimbreo y la fricción constante derivada del movimiento”, apunta García-Dihinx.

¿Tengo demasiado pecho para el running?

En el caso de tener demasiado pecho, ¿puede ser el running un deporte desaconsejable? ” Sí ,afirma la doctora, porque como decía anteriormente, la inercia y el cimbreo es mucho mayor y por tanto el riesgo de desgarro de los tejidos también”. “A nuestra clínica acuden muchas mujeres deportistas precisamente para reducir el volumen y en muchos casos emplear prótesis mamarias específicamente diseñadas para la práctica de deporte, como las realizadas con poliuretano”.

¿Y si me aumento el pecho?

Como dice la doctora García-Dihinx, si nos hemos aumentado el pecho “se puede practicar deporte sin ningún problema siempre y cuando esta cirugía esté adaptada a ello”. “Las prótesis ideales para mujeres que hacen running o deportes de alto impacto son las realizadas con poliuretano, ya que se adhieren a los tejidos, evitando esa inercia y la distensión de los tejidos”. En concreto, la cirujana aconseja el uso de las prótesis Polytech porque tienen un “efecto velcro”, es decir, se adhieren y no están sujetas a la posible rotación del implante convencional. “Los implantes Polytech no se encapsulan ni desplazan, tampoco forman pliegues y, además, son ideales en tejidos atróficos y adelgazados”, asegura.

Recommended Articles