Qué alimentos incluye la dieta blanda

Como nos clara Rueda, “en la dieta blanda se incluyen alimentos fáciles de digerir, exentos de grasas, ácidos, fibra y condimentos, que puedan irritar el tracto digestivo y/o aumentar las secreciones gástricas”. Es decir, los platos deben ser sencillos y estar exentos de grasa, por lo que resulta ideal cocinar los alimentos al vapor, hervidos o en papillote.

Entre los alimentos que se incluyen en la dieta blanda:

  • Verduras, hortalizas y tubérculos, con bajo contenido en fibra como, por ejemplo: zanahoria, calabacín, calabaza, patata, caldos vegetales…
  • Frutas maduras, no ácidas: pera, manzana, plátano… Una buena forma de tomarlas es en compota.
  • Cereales refinados o blancos: arroz blanco, pan blanco, pasta…
  • Carnes blancas con bajo contenido en grasa: pollo, pavo y conejo.
  • Pescados blancos: merluza, pescadilla, bacalao…
  • Huevos: cocidos o en tortilla, no tomar el huevo crudo.
  • Lácteos: yogur natural, quesos frescos o requesón, según tolerancia.
  • Bebidas: agua, caldos desgrasados, infusiones y suero oral.

Qué alimentos no debe incluir la dieta blanda

Como nos aclara la nutricionista de BluaU de Sanitas, en la dieta blanda se excluyen los siguientes alimentos:

  • Verduras, hortalizas y tubérculos con alto contenido en fibra, verduras crudas o flatulentas: coles, alcachofa, puerro, espárragos…
  • Frutas: evitar las frutas ácidas y las no maduras.
  • Cereales: evitar los integrales, así como dulces, bollería, galletas, etc.
  • Legumbres: evitarlas por su alto contenido en fibra y difícil digestión.
  • Carnes: embutidos y carnes rojas.
  • Pescados: azules y mariscos.
  • Huevos: evitar el huevo crudo o frito.
  • Lácteos: postres lácteos, quesos (sobre todo curados) y leche.
  • Bebidas: café, té, refrescos, alcohol y zumos.

Cómo hay que seguir la dieta blanda

Según la nutricionista, la dieta blanda se suele pautar durante 3 o 4 días, dependiendo del tiempo que tarde en recuperarse el sistema digestivo. “Luego se irán introduciendo alimentos poco a poco, según la tolerancia individual”. Pero, como subraya, la debe prescribir un nutricionista-dietista o un médico de digestivo.

¿Puedes utilizarla para adelgazar? Lo sabemos, el típico caldo de verduras de hospital también se puso de moda como método para perder peso… Como subraya Rueda, “es importante tener en cuenta que no es una dieta que se deba seguir con el objetivo de perder peso, ya que la dieta blanda, carece de nutrientes fundamentales, como las grasas poliinsaturadas o monoinsaturadas, o compuestos que son imprescindibles para el organismo, como la fibra”.

Recommended Articles